BLOG

Estás aquí:

Noviembre15

Cómo conseguir un entorno de trabajo saludable

Para crear un entorno de trabajo saludable se necesita conseguir un ambiente higiénico y confortable tanto para los empleados como para los clientes de cualquier organización se ha convertido hoy en día en una de las prioridades fundamentales para obtener confort y bienestar en los centros de trabajo.

Toda empresa de limpieza debe  aportar los medios y conocimientos necesarios para  limpiar de forma correcta y profesionalizada las distintas áreas y superficies que se precise.

Con el compromiso y la responsabilidad  hacia su cliente de estar aportando una labor indispensable para el normal desarrollo de su gestión diaria, aportando ese valor añadido de trabajar por el cuidado de la salud.

Veamos  algunos conceptos de los procesos de limpieza y las diferencias entre ellos:

Limpieza

Se define como el proceso de eliminar, a través de medios mecánicos y/o físicos, el polvo, la grasa y otros contaminantes de las superficies, equipos, materiales, personal, etc.

Para realizar una limpieza adecuada se deben seguir las reglas básicas del círculo de SINNER: la temperatura / acción mecánica /el uso de agentes químicos / el tiempo de contacto.

Los productos limpiadores deben ser compatibles con la superficie que va a ser limpiada, tener buena capacidad de humectación y emulsificación y ser capaces de remover el tipo de suciedad  presente sin dejar ningún tipo de residuo. La limpieza de una superficie reduce el riesgo de transmisión de enfermedades, pero no mata los gérmenes.

 Desinfección

Este proceso  persigue la destrucción, inactivación o remoción de aquellos microorganismos que pueden causar infección o bien ocasionar otros efectos indeseables; la desinfección no implica necesariamente esterilización.

Dicho proceso no quiere decir que elimine por completo los microorganismos presentes, pero los reduce a un nivel en el cual no inician ninguna infección.

Sanitización

Significa el reducir la cantidad de microorganismos a un nivel de seguridad. Un sanitizador puede reducir los microorganismos hasta un 99.99 por ciento. Por lo tanto, existen diferencias entre un sanitizante y un desinfectante, ya que sus diluyentes son diferentes,  un desinfectante necesita un contenido mayor para poder matar las bacterias, comparado con un sanitizante

Desafortunadamente el desinfectante perfecto no existe, debido a que por su naturaleza pueden resultar perjudiciales para los humanos y animales tanto para la salud, como para la calidad del aire interior que  se respira.

Hoy en día existen distintas alternativas como:

  • El uso de químicos cuya materia prima es vegetal, y sin efectos adversos conocidos para la salud.
  • O bien el  uso de recubrimientos invisibles e inocuos para las personas con propiedades antimicrobianas, que disminuye los agentes patógenos que existen en un entorno. Minimizando el uso de agentes químicos con todos aquellos beneficios que esto implica.

Son muchas horas al día las que pasan las personas en los lugares de trabajo, y esto cobra especial relevancia en sus vidas  por lo que se le debe de prestar  importancia  a la calidad del ambiente interior, que se respira. Abrilimp Soluciones Integrales realiza diagnóstico de la situación higiénica/ambiental de las empresas y posterior auditoría con la implementación de mejoras y beneficios que aportamos a nuestros clientes.

En Abrilimp ofrecemos soluciones para crear un entorno de trabajo saludable y por lo tanto ambientes de trabajo más sanos, más productivos, más eficientes mediante la  creación  de protocolos personalizados de higienización y el uso de la tecnología mas avanzada.

Jesús Fernández Becerra
CEO de Abrilimp Soluciones Integrales
Málaga- España

  • Posted by Jesús Fernández
  • 3 Tags
  • 0 Comments
COMMENTS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × cuatro =