BLOG

Estás aquí:

Limpieza eficiente para reducir enfermedades

La transmisión de enfermedades y según su tipo  dependen de muy diversas causas.  Abordar de forma correcta y eficiente los planes de limpieza en entornos o lugares  sensibles  resulta imprescindible para una correcta efectividad de la actividad.

Existen  enfermedades que se pueden transmitir por dos tipos de contacto: directo e indirecto.

La transmisión por contacto directo requiere de contacto físico entre una persona infectada y una persona inmunocomprometida o no infectada.

Ofrecemos seguridad, eficiencia, confianza en la limpieza de centros sanitarios y clínicas

La transmisión por contacto indirecto ocurre de un depósito a superficies y objetos contaminados o portadores tales como mosquitos, moscas, arácnidos, pulgas, garrapatas, roedores o perros.

Las infecciones se pueden transmitir por contacto directo y se propagan cuando un microorganismo causante de enfermedades pasa de la persona infectada a la persona no infectada por contacto físico directo.

Y este se produce al tocar o besar, tener contacto sexual o contacto con secreciones o heridas de una persona infectada.

Las infecciones que se transmiten por contacto indirecto se pueden propagar cuando una persona infectada estornuda o tose, mandando las gotitas infectadas al aire; las personas sanas inhalan estas gotitas infectadas o toman contacto con los ojos, nariz o boca y se produce la transmisión y que el 80% de las ocasiones es a través de las manos.

Son muchas las enfermedades que se transmiten por contacto como son la varicela, el resfriado común, la conjuntivitis, hepatitis A y B, herpes simple, influenza, sarampión, mononucleosis, la quinta enfermedad, tos ferina, neumonía bacterial e infecciones de la piel.

 

 Algunas medidas preventivas

Lavar las manos de forma correcta y frecuentemente como el método más rápido y económico para prevenir la transmisión de enfermedades.

El uso de barreras como guantes y mascarillas puede ayudar a evitar la diseminación de organismos.

Así como la limpieza y desinfección regular de superficies expuestas al contacto y su periódica validación.

En este último apartado, indicar que es necesario en entornos comprometidos, realizar periódicamente seguimientos para determinar la eficacia de los desinfectantes, así como de los trabajos realizados por los profesionales de la limpieza, y valorar que están haciendo de forma correcta su trabajo.

En Abrilimp, Soluciones Integrales disponemos de equipos auxiliares que certifican la presencia de microorganismos, lo cual nos resulta de gran ayuda para analizar si el protocolo de higiene planteado está siendo eficaz y acorde al área de actuación.

Soluciones que aportan valor,  confianza y eficiencia para el desempeño de la limpieza  en las distintas  clínicas y entornos sanitarios, donde ejercemos nuestra labor, ya que nuestro compromiso es muy claro:  

Limpiamos para proteger la salud de las personas.

 

  • Publicado por Jesús Fernández
  • 1 Etiquetas
  • 0 Comentarios

CATEGORÍAS Noticias

COMENTARIOS